¿Ganan aún mucho los youtubers?

Álvaro nació en 1985 sin imaginarse el giro repentino que iba a dar un día su vida. Originario de Valencia, tuvo varios trabajos, pero un día decidió compartir sus desventuras de dos áreas que le encantaban, primeramente los videojuegos y después incluyó un apartado de historias de miedocortas («creepypastas»). Así el 21 de septiembre de 2011 publicó su primer vídeo sin imaginar que seis años después su canal tendría más de nueve millones de suscriptores en su canal de YouTube y bajo el pseudónimo de iTownGamePlay.

¿Qué sorpresas depara la Madfun?

En la MadFun nos lo vamos a pasar muy bien. El año pasado ya fuimos, este año será el día 28 de octubre en Barcelona y tengo muchas ganas, porque es el contacto con los suscriptores.

La gente de España va a poder vernos, va a poder estar con nosotros, va a cantar, vamos a ver si podemos hacer algo de videojuegos y nos lo vamos a pasar muy bien. Mi idea es hacer un pequeño show que englobe -porque también me gusta la música- alguna canción de videojuegos y un pequeño torneo contra mí, a ver quién se atreve.

¿Qué se llevará el que gane?

Pues había pensado algo como regalar un gorro, como los que llevo en los vídeos -que son mi sello de identidad- y a lo mejor algún gorro lo sortearé firmado al ganador.

Muchos «youtubers» se quejan de que ganan menos debido a los cambios de la plataforma, ¿se ha percibido tanto?

En mi caso debo de decir que no lo he notado mucho, a lo mejor es porque dependo también de latinoamérica y en el tema del dinero la publicidad se mueva diferente según tengas el público. Sí que se ha notado un bajón, pero no como para quizá poner ese grito en el cielo que otros «youtubers» están diciendo, que supongo que será más notable. En mi caso no, yo sigo viviendo bien de Youtube, muy agradecido porque ya te digo que he trabajado en fábricas o gasolineras. No tengo ningún problema en trabajar como cualquier persona y agradecido por lo que ha venido y hasta lo que dure. Esto es un regalo.

¿Abrirás un canal secundario con youtubers como BersGamer, Fernanfloo y HolaSoyGerman?

Es muy complicado porque somos cuatro personas y coincidir ya nos cuesta para hacer vídeos, imagínate para hacer un canal. Sí que es una idea bonita -que a la gente le gustaría-, pero de momento es imposible por el tema cuadrar horarios, ya que cada uno estamos en un país. Uno está en Los Ángeles, el otro en El Salvador y otros dos estamos en España.

En los videojuegos uno no busca realmente un canal sino le cuenta trucos, consejos o un particular entretenimiento, porque al fin y al cabo lo que quieres es disfrutar ¿cómo consigues llegar a la gente?

Pues precisamente no me considera una persona que juegue a los videojuegos de manera increíble, estoy seguro que a ver cómo se pasa un juego no vienen, sino a pasarlo bien conmigo. De algún modo sienten una empatía que les hace querer ver un vídeo y evadirse de los estudios o un día malo que hayan pasado. No es que haya un trasfondo, es una conexión.

¿Por qué mezclar los videojuegos y las pequeñas historias de terror?

Los «creepypastas» son historias de terror ficticias, como leyendas urbanas y demás. Los empecé en 2012-13 y tuvieron un boom muy bueno. Hicieron que el canal fuese hacia arriba muy rápido y lo quise mantener un tiempo, aunque hace tiempo que no subo ninguno. Lo que sí hice fue dividir terror y diversión, porque no a todo el mundo le gusta el terror y no a todo el mundo le gusta lo divertido -prefieren algo que les asuste- y así englobamos en el canal todo y te da margen para varias cosas.

¿Cuál es tu «creepypasta» favorito?

Jeff The Killer me gusta mucho, es muy larga, tiene una historia muy humana y yo la recomiendo. Es de un adolescente, de la gente que sigue YouTube quién no se siente identificado con un adolescente. Me podría pasar a mí lo que le pasa a este chico y por eso es interesante.

¿Qué tiene que tener una buena historia de terror para captar la atención?

Yo soy más fan del terror psicológico que del terror básico de sustos. Me gusta más una historia que te haga imaginarte lo que pueda pasar, pero que no te diga sólamente qué es lo que pasa. El terror es sugestión y si tienes eso en una historia, es buena.