Prohibir las urnas sería un golpe de Estado: Respuesta de Puigdemont a Rajoy

MADRID 20 04 2016 POLITICA El Presidente del Gobierno en funciones Mariano Rajoy y el President de la Generalitat Carles Puigdemont durante la reunion que mantuvieron esta tarde en el Palacio de la Moncloa Imagen David Castro

El president Carles Puigdemont ha empezado la semana clave del procés reprendiendo directamente a Mariano Rajoy y asegurando que la “estafa democrática” a la que se ha referido el presidente del Gobierno esta mañana sería “impedir” la celebración del referéndum previsto para el 1 de octubre. Es más, Puigdemont ha elevado el tono y ha recrudecido su mensaje contra el Ejecutivo al afirmar que “prohibir las urnas” sería un “golpe de Estado”.

Un mensaje que el president ha enfatizado en un acto institucional con el premio Nobel de la Paz, Ahmed Galai. El también vicepresidente de la Liga Tunecina de los Derechos Humanos ha leído un manifiesto a favor del “derecho a la autodeterminación” de los catalanes.

A sólo dos días del pleno decisivo del Parlament, cuando presumiblemente se aprobará la Ley del Referéndum y el Govern podría firmar la convocatoria de la consulta, Puigdemont se ha reafirmado en su idea de celebrar una votación “homologable” en el plano internacional y cuyo resultado será “vinculante”, según sus propias palabras. “Cualquier voluntad de impedirlo está destinada al fracado, porque no se puede frenar la democracia”, ha concluido el president.

A pesar de que Galai se ha referido en varias ocasiones a lo largo de su discurso al Gobierno central, al que ha emplazado a llegar a un acuerdo con la Goneralitat a favor del ‘derecho a decidir’, Puigdemont ha obviado cualquier mención explícita a un posible pacto político y se ha mantenido firme en su hoja de ruta. “En democracia los problemas se resuelven voyando, ya sea en unas elecciones o en un referéndum”, ha sentenciado en alusión a la cita unilateral del 1 de octubre.